Bottas admite un «estado de negación constante» en su etapa en Mercedes

Valtteri Bottas admitió un periodo difícil en Mercedes y dijo que vivió en un constante "estado de negación" para seguir creyendo que sería posible batir a Lewis Hamilton

En una posición diferente en la Fórmula 1 actual, como piloto experimentado de Alfa Romeo, Valtteri Bottas echó la vista atrás a sus días en Mercedes y admitió que tuvo que vivir en un constante estado de negación para competir con su compañero Lewis Hamilton. Mientras que el británico consiguió cuatro títulos mundiales entre 2017 y 2020, el finlandés se hizo con diez victorias… y la diferencia de rendimiento obligó, lógicamente, al piloto a buscar la manera de seguir siendo competitivo.

«Necesitas estar en un estado de negación», dijo Bottas al portal británico Motorsport. «Estuve en un estado de negación durante casi cinco años, porque en todos ellos quería volver y empezar la temporada luchando por el título. Así que necesitaba creer en mí mismo», explicó.

«Cuando dejé el equipo, me di cuenta de que estaba más tranquilo con ciertas cosas», dijo. «Fui capaz de aceptar algunas de esas cosas. Ciertamente, a lo largo de tu carrera, pasas por este tipo de situaciones», dijo.

Según Bottas, no se dio cuenta de que alcanzar a Hamilton era una tarea casi imposible hasta su último año con las Flechas Plateadas. Por otro lado, el finlandés garantizó que el equipo nunca ocultó sus carencias en relación al siete veces campeón del mundo. Según él, las reuniones eran francas y a menudo dejaban al descubierto las diferencias entre ambos.

¡Conoce el canal de Grande Prêmio en Español en YouTube!
¡Sigue a Grande Prêmio en Español en Twitter y en Instagram!

Valtteri Bottas fue piloto de Mercedes entre 2017 y 2021 (Foto: Andrej Isakovic/AFP)

«Con Lewis [Hamilton], sólo en el último año he sido capaz de aceptar que, con el mismo coche y a lo largo de toda una temporada, me ha costado mucho batirle y que probablemente él es mejor en algunas áreas. Como piloto, admitirlo es difícil», subrayó.

«Las reuniones fueron muy abiertas», subrayó. «Todo se basaba en hechos y en lo que podías ver en los datos. Podías ver la diferencia media en la clasificación y el ritmo de carrera. No se ocultó nada», dijo.

A pesar de ello, Bottas garantizó que no se arrepiente de su paso por la escudería alemana. El finlandés señaló que, como siempre firmaba contratos de un año, sentía que podía ser sustituido fácilmente si adoptaba una postura de confrontación.

«No me arrepiento de nada, porque era una situación difícil para mí, ya que siempre tenía contratos de un año. Sabía que si quería luchar por el título, tenía que estar tranquilo dentro del equipo. Si empezaba a comportarme como un idiota, perdería mi trabajo muy fácilmente. Siempre podían contratar a otro», finalizó.

Con la temporada terminada, la Fórmula 1 no volverá hasta el año que viene, el 2 de marzo, con la inauguración del campeonato en el Gran Premio de Bahréin.