Armstrong lamenta toque con Lundqvist en Road America: «De los peores días de mi carrera»

Marcus Armstrong fue sancionado con un drive-through por un incidente con su compañero en la largada del GP de Road America de la IndyCar

Ganassi no replicó en la carrera el buen desempeño que presentó durante la clasificación del GP de Road America. Con Linus Lundqvist haciendo la primera pole position de su carrera, Marcus Armstrong saliendo en tercero y todos los coches dentro del Fast 12 el sábado. Sin embargo, el equipo de Chip Ganassi vio a Will Power ganar con un podio totalmente dominado por Penske.

⏩ ¡Seguinos en redes por Twitter Instagram!
 Además, tenemos nuestro canal de Whatsapp con toda la información al instante 

Durante la salida de la curva 1, el neozelandés tocó el coche del sueco, lo que hizo que ambos giraran. Además, generó un efecto en cadena en el resto de la grilla, con Colton Herta siendo uno de los mayores perjudicados. Sin embargo, los coches de Penske, incluso después de algunos toques, ganaron terreno y ocuparon los primeros lugares.

Este fue solo el primero de los problemas que involucraron a Ganassi en Road America. Después, el propio Armstrong abandonó con 19 vueltas para el final por una falla mecánica. Kyffin Simpson fue golpeado por Christian Rasmussen y chocó contra el muro; y Scott Dixon sufrió con ampollas en los neumáticos en el segundo stint, lo que obligó al neozelandés a cambiar de estrategia de manera repentina, terminando en el puesto 21. Solo Álex Palou, que terminó cuarto, pasó ileso en Elkhart Lake.

“Día difícil, uno de los más duros de la carrera. Aún no sé qué pasó en la curva 1, pero fui sancionado, así que debió haber sido mi culpa. No tuve intención de arruinar la carrera en los primeros 20 segundos. Estoy decepcionado conmigo mismo. Después tuvimos problemas mecánicos… intentamos, pero fue un día bastante malo”, comentó Armstrong.

Lundqvist no cumplió ni una sola vuelta como puntero en Road America (Foto: IndyCar)

Lundqvist no escondió su disgusto con el episodio, y fue más allá: admitió que su desempeño al inicio de la etapa fue comprometido por el desánimo post-incidente con su compañero de equipo.

“Conversamos después de la carrera y, honestamente, estoy más triste y decepcionado por el hecho de que la carrera no fue como esperaba. Estaba muy emocionado, pues nuestra posición era buena, pero, lamentablemente, no pasamos de la curva 1. Sería divertido e interesante ver qué podríamos haber hecho comenzando al frente, pues, a pesar de todo, tuvimos un buen ritmo”, dijo Lundqvist a la revista estadounidense Racer.

Estas cosas pasan en el automovilismo. Podemos sacar algunas buenas lecciones del fin de semana, así que intentaré enfocarme en eso. Es tomar una cerveza y volver más fuerte en Laguna Seca. El sábado fue increíble, pero me desanimé en las primeras seis o siete vueltas con todo lo que pasó”, prosiguió.

Sin embargo, Lundqvist no dejó de tener un desempeño destacado en la etapa, incluso sin haber liderado una vuelta. Después de caer a las últimas posiciones, el sueco consiguió una etapa de recuperación y terminó el GP de Road America en el puesto 12.

🟥 ¡Todas las novedades te esperan en el canal de YouTube de Grande Prêmio en Español! 🟨

“Tuvimos un buen desempeño con aire limpio y algunas dificultades en el tráfico. Luego, con la estrategia de alargar los stints, conseguí avanzar bastante al final. Brad [Goldberg, ingeniero de Lundqvist] vino y dijo que fue una buena carrera. En general, hice lo que podría haber hecho. Tenemos que repetir esto, pues quiero una nueva oportunidad”, concluyó.

La IndyCar regresa en dos semanas con el GP de Laguna Seca, que se llevará a cabo en el circuito ubicado en Monterey, California, el 23 de junio, también con cobertura completa de GRANDE PRÊMIO.