Ford recalca ventaja sobre rivales por trabajar solamente en motor de 2026 con Red Bull

Mark Rushbrook, director de Ford Performance, destacó que la marca del óvalo tiene como ventaja estar trabajando directamente en el impulsor de 2026 junto a Red Bull, a diferencia de los rivales que deben desarrollar unidades de potencia para la F1 2025.

Si bien la asociación entre Red Bull y Ford para la temporada 2026 de Fórmula 1 suscita dudas en cuanto a su eficacia durante el primer año, el constructor estadounidense apuesta por que ésta podría ser precisamente la clave del éxito inmediato. El director de Ford Performance, Mark Rushbrook, ha declarado que la marca del óvalo está trabajando intensamente de cara al año del cambio de reglamento, mientras que los demás equipos aún deben concentrar sus esfuerzos en 2025.

Dentro de poco menos de dos años, la F1 experimentará un importante cambio técnico con la llegada de la nueva generación de motores híbridos. La parte eléctrica, que ya está presente en la actualidad, se incrementará al 50/50, y las unidades de potencia se fabricarán para funcionar con combustible sostenible.

La nueva normativa ha despertado el interés de nuevos fabricantes, como Audi y Ford, que ya han sido confirmados, así como el regreso de Honda. GM fue otro de los que señaló su deseo de formar parte de la F1, pero con Andretti, que aún no ha recibido el visto bueno para unirse a la categoría.

En cuanto a Red Bull, la escudería austríaca se encargará de producir sus propias unidades de potencia, con el apoyo de Ford gracias a su conocimiento en vehículos eléctricos. Y frente al desafío de amalgamar dos equipos de trabajo, Rushbrook confía en que la asociación funcione.

En declaraciones a la web de la revista británica Autosport, el directivo admitió que «la F1 siempre será un reto», pero valoró el panorama actual y el escenario en el que Ford asumirá protagonismo.

¡Todas las novedades te esperan en el canal de YouTube de Grande Prêmio en Español!

Mark Rushbrook, director de Ford Performance. (Foto: Predrag Vuckovic / Red Bull Content Pool)

«Es absolutamente cierto que Ferrari tiene los conocimientos, toda la gente y toda la experiencia en un sistema que ya funciona. Así que sí, pueden aprovecharse de ello. Pero yo diría que una de las cosas en las que tenemos ventaja es que el equipo que trabaja para nosotros en la unidad de potencia sólo trabaja para 2026. No trabajan en las unidades de potencia actuales», añadió.

Rushbrook también reiteró las recientes declaraciones del jefe del equipo, Christian Horner, sobre que el proyecto va según lo previsto.»Al inicio de cualquier programa se fijan objetivos e hitos, y ahora mismo estamos alcanzando nuestros propios objetivos e hitos», aseguró. «Pero el ritmo en la Fórmula 1 es mucho más rápido que en cualquier otro deporte motor en el que participemos. Va a toda máquina, desde el inicio del desarrollo hasta 2030, hasta que terminemos de competir con estas reglas», añadió.

El representante de Ford también habló sobre los rumores de que Red Bull llevaba retraso en el desarrollo del motor de 2026 y aclaró que el fabricante de automóviles ha fijado los objetivos de desarrollo «basándose en la experiencia y en lo que creemos que es necesario para tener éxito».

«No tenemos ni idea de dónde está la competencia o cuál es su curva de progresión. Así que no tenemos una comparación directa con los competidores», continuó, haciendo hincapié en que el trabajo actual de la marca estadounidense va más allá de la parte eléctrica.

Ford quiere concretar una asociación exitosa con Red Bull ya desde el año de debut, en 2026. (Foto: CLIVE MASON / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP)

¡Seguinos en redes por Twitter Instagram!
Además, tenemos nuestro canal de Whatsapp con toda la información al instante

«Tenemos una interfaz técnica de mi equipo directamente con el campus de Milton Keynes para contribuir en muchas áreas diferentes. El motor de combustión interna y el turbo no estaban en la lista inicial, pero tenemos muchos conocimientos sobre modelización y pruebas que pueden ser de ayuda, así que también los hemos utilizado. Sin embargo, nuestro principal objetivo es la electrificación, que es una gran oportunidad», concluyó.

Cabe señalar que los motores actuales que utiliza la F1 se han congelado hasta 2022, por lo que los equipos no pueden hacer modificaciones que no estén relacionadas con la fiabilidad o cualquier otra razón aprobada por la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Recientemente, por ejemplo, se debatió la equiparación de potencia tras descubrirse que los motores Renault que propulsan los Alpine tenían un déficit de potencia considerable, aunque no se tomó ninguna decisión favorable para la estructura francesa.

La Fórmula 1 regresa este fin de semana, del 17 al 19 de mayo, en Imola, con motivo del Gran Premio de Emilia-Romaña. GRANDE PRÊMIO en Español seguirá toda la acción EN DIRECTO y EN TIEMPO REAL.