Viernes dominante de Hamilton es un aviso de lucha para Red Bull y Verstappen

Ante un Silverstone abarrotado, Lewis Hamilton llevó a cabo una de sus mejores clasificaciones de los últimos años. El británico no partía como favorito, ni mucho menos, pero se encontró con un Mercedes bien competitivo para domar a los Red Bull y a Max Verstappen, al menos de momento. El logro, que sería la pole 101 de su carrera, tiene muchos significados y es realmente una pena que no esté en los libros de estadísticas. Hamilton quedó impresionado, como pocas veces, con su propio ritmo y, de no haber sido por un error en la última vuelta, habría sido incluso más rápido, como dijo el jefe Toto Wolff. También fue un claro mensaje para sus adversarios: todavía hay lucha.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Y esto es tan cierto que el siete veces campeón acudió al simulador el viernes por la mañana, en Inglaterra, aprovechando el cambio de horario de los entrenamientos y la clasificación. La idea era entender un poco más el paquete de actualizaciones que entregaba Mercedes. Los ingenieros se centraron en los cambios en la zona de los bargeboards, las partes que están entre las ruedas delanteras y las tomas de aire, en los laterales del auto. El trabajo consistió en mejorar la dirección del flujo de aire. El complemento estaba en el piso, que pasó por trabajos, como parte del objetivo de reducir la resistencia y garantizar la velocidad en recta – lo que terminó sucediendo.

Se puede decir que la nueva puesta a punto funcionó bien. Hamilton encabezó la lista de velocidades máximas, y el W12 no parecía tan difícil de manejar como hace quince días. Es un paso importante para Mercedes en la lucha contra Red Bull, que sigue siendo muy fuerte, aunque sufrió en algunos puntos en este primer día de actividades en Gran Bretaña.

Lewis Hamilton festejó su actuación con el público de Silverstone (Foto: AFP)

De todos modos, si bien esta pole no fue pole, sí fue un signo de fortaleza y de lucha. Después de todo, Mercedes y Hamilton no habían largado en la punta desde el GP de España, allá por el mes de mayo. Y desde entonces, se enfrentaron a varios problemas con el equilibrio general del auto, el desgaste de los neumáticos y la falta de velocidad. Ahora, el equipo parece haber recuperado la mano con una interesante solución que cambia el diseño aerodinámico inicial del coche.

«Los Red Bull fueron muy rápidos en el entrenamiento, pero nosotros nos mantuvimos centrados en nuestro trabajo y en intentar acercarnos. Esta mañana estuve en el simulador utilizándolo como práctica de clasificación porque era la primera vez que teníamos la primera parte del día libre. Pasé el tiempo ahí para poder dar absolutamente todo lo que podía y no dejar nada sin exprimir», continuó.

«La primera vuelta fue estupenda; la segunda parecía aún mejor, pero el auto se fue de cola en la entrada de la última curva y se me puso el corazón en la boca después de cruzar la bandera a cuadros. Pero se podía ver al público y recordaba mucho mi primera pole aquí en 2007», añadió Lewis, refiriéndose a la última vuelta de la Q3, en la que cometió un pequeño error y no pudo mejorar su tiempo.

Max Verstappen le restó importancia al segundo lugar. (Foto: Red Bull Content Pool)

Sin embargo, Verstappen sigue siendo el favorito porque los Red Bull siguen siendo muy fuertes. El equipo austríaco fue sorprendido por un cambio de clima y en la dirección del viento, que provocó un desequilibrio en el auto de Max. El holandés se quejó demasiado de que el RB16B se iba de trompa, y eso comprometió su rendimiento en la clasificación. Aun así, sólo 0s075 lo separan de Lewis en la primera fila.

«Sólo tenemos que mirarnos a nosotros mismos. Creo que el auto se comportaba muy bien, pero se iba mucho de trompa. No pude atacar ninguna curva, sólo traté de hacer los radios correctos», dijo el líder del campeonato. «Sentí una sensación un poco extraña al manejarlo. Estamos muy unidos, así que no pasa nada», afirmó, restándole importancia.

Así que no hay mucho de qué quejarse. La clasificación fue una de las mejores de esta temporada 2021 porque supo mezclar las fuerzas. Valtteri Bottas respiró aliviado en la tercera posición de la parrilla, no muy lejos de su compañero de equipo. Y Charles Leclerc sacó un conejo de Maranello al poner auto rojo en cuarta posición: Silverstone no es una pista que atraiga especialmente a la SF21.

McLaren se guarda lo mejor para la carrera, pero parte en una posición interesante, con Lando Norris por delante de Daniel Ricciardo, mientras que George Russell es la segunda mejor historia del día. De nuevo con Williams, pudo pasar a la Q3. Pero todavía tendrá que sortear un ritmo que baja en carrera. Carlos Sainz y Fernando Alonso completan el top-10.

George Russell, otra vez dentro de una Q3. (Foto: Williams)

Y a raíz de todo esto, está este nuevo formato de fin de semana y la formación de la parrilla para el GP. Todavía hay cierta desconfianza sobre la eficacia en términos prácticos. Pero no se puede negar que fue uno de los días más interesantes. Los equipos tuvieron que cambiar su estrategia de trabajo y su forma de trabajar para sacar el máximo provecho de una sola práctica, además de la clasificación, lo que ya da un toque de imprevisibilidad al resto de las actividades.

En este momento, por ejemplo, no hay manera de prever el ritmo de la carrera o las tácticas. La condición de libertad de elección de neumáticos abrió un abanico de posibilidades diferentes. Así que, por ahora, la Fórmula 1 mantiene su promesa de hacer todo más atractivo. Y el público en las gradas de Inglaterra habla por sí mismo.

¿Y mañana? Hamilton responde: «Será una carrera dura».